Remington i-LIGHT Pro IPL6000F

La Remington i-LIGHT Pro IPL6000F es el buque insignia de la marca americana. Remington has sido un pionero en lo que depilación IPL casera se refiere, tal como hizo hace más de 70 años con las depiladoras eléctricas.

En 7 décadas está claro que las depiladoras han evolucionado así que vamos a analizar esta última generación.

La i-LIGHT Pro tiene 3 características principales:

Viene con una lámpara de 65.000 pulsos

Hasta ahora Remington ofrecía depiladoras con lámparas intercambiables de unos pocos 1.500 disparos. No hace falta que os vuelva a explicar lo poco que me gustan las bombillas intercambiables, así que agradezco este cambio de escala. La i-Light Pro viene con una generosa bombilla de cuarzo aguantando hasta 65.000 pulsos que puedes incluso cambiar fácilmente una vez agotada.

Las encontrarás por unos 70€ pieza, lo que puede parecer caro pero corresponde a años de tratamiento añadidos. Todo eso es más que suficiente para usar y compartirla sin miedo en agotar sus pulsaciones antes de bastantes años.

La Remington i-LIGHT Pro es una estación de depilación completa

Como con la Braun Gillette Venus Naked Skin que analice hace poco, estamos en frente de un aparato que no tiene nada de compacto con sus casi 2,5kg. Tiene una base con los mandos de control, y la depiladora propiamente dicha, unidos por un largo cable.

Es aparatoso pero tal como la Braun estamos en frente de una máquina con una potencia cercana a la depilacion laser que justifica esta falta de movilidad.

No requiere gel activador pero tiene una potencia de entre 7 y 8 J/cm2. Una potencia muy encima de las compactas de precio inferior y sobre todo una longitud de onda superior a 650nm, lo cual, que sepa, es lo máximo del mercado.

Con estas características entra en cifras que se solapan con alguna depiladora láser y IPL profesional de instituto.

Longitud D Onda i-LIGHT

El fabricante insiste en que la máquina es unisex, pero ya sabemos que unisex lo son todas las depiladoras laser y IPL (no hace falta pintarlas de negro), pero reconozcamos que, al alcanzar más profundidad que la mayoría de sus competidores, es mas eficaz en los pelos más arraigados como en el caso del vello masculino.

Tiene un cabezal grande, sinónimo de rapidez en el tratamiento de superficies amplias como piernas o espalda, y un accesorio que se le aplica para reducir dicha superficie durante el tratamiento de las zonas más pequeñas como las de la cara (mejillas, patillas, barbilla, cuello y labio superior, etc.

Este cabezal especial ha sido particularmente cuidado para permitir su ventilación (o sea tu comodidad) sin perder demasiada luz en el proceso.

El resultado esperado, como siempre con as depiladoras IPL, llega después de unas 4 sesiones, lo único es que con esta el resultado es algo mejor que con otras ;)

Incluye un verdadero sensor de piel integrado

Al contrario de modelos más baratos, la i-LIGHT Pro tiene un sensor en su base para escanear tu piel y así calibrar automáticamente el nivel de potencia de la depiladora.

Podemos encontrar un “sensor de piel” en otras fotodepiladoras, pero suele solamente ser capaz de detener la depiladora en el caso de que tu piel sea inadecuada (demasiado oscura), no de regular el nivel de energía de los disparos.

Todo un puntazo de seguridad y comodidad verdad? Pues no, tiene un defecto: está colocado en la base… fijo. Así que podrás poner tu brazo sobre el sensor para realizar la medida cómodamente, pero para el pecho, la ingle, las axilas, etc. pues… resulta más complicado. No es grave pero entenderás que, sobre todo en verano, una zona no es otra y pueden variar mucho de tono de piel.

En la estación de Braun el sensor no está sincronizado con la depiladora pero sí es independiente de la base.

Hay que tener en cuenta que...
Como apunte, la i-LIGHT permite tratar fototipos del 1 hasta el 4. Algo muy interesante la verdad.

Y eso no es todo, aún quedan los ‘tipos de disparo'

A parte de eso tiene obviamente un modo de disparo automático en cadena (cada 2 segundos) llamado PROPULSE, y uno manual.

i_LIGHT En Accion

Conclusión final acerca de la depiladora

La Remington i-LIGHT Pro es un tremendo maquinón que quizás no estoy valorando en su justa medida por haber probado hace poco su equivalente en la casa Braun. Pero la Remington tiene importantes ventajas sobre esta últimas como son la ausencia del molesto gel activador y la bombilla intercambiable que te permite compartir la máquina con el resto de tu bario sin miedo en quedarte sin pulsos.

A mi personalmente me gusta la comodidad de tener una máquina compacta y poder llevarla a cualquier sitio conmigo, pero el objetivo de la maquina depiladora es claro: darte un tratamiento prácticamente profesional desde la comodidad de tu casa, con la seguridad que da la energía algo menor del las depiladoras profesionales y por una fracción del precio cobrado en centros de belleza.

El modelo anterior ya fue un éxito de ventas y tuvo muy buenas críticas, siendo aun los primeros pasos de la tecnología IPL individual. Este está un escalón por encima.

No es la más potente, pero es, sin duda, la mejor máquina que he probado hasta ahora, por delante incluso de otras mucho más caras.

No puedo decir más… tu tienes la última palabra.

Más opiniones sobre la Remington i-LIGHT Pro aquí

Características Remington i-LIGHT Pro IPL6000F

  • Fluencia lumínica (J/cm2) 7-8 J/cm2
  • Espectro de luz de 650nm
  • Sistema de alimentación por cable
  • Vida de lámpara: 65.000 flashes (unos 7 u 8 años)
  • Áreas de aplicación: cuerpo y cara
  • Sensor de piel exclusivo para calibrar la potencia de la depiladora
Remington i-LIGHT Pro IPL6000F
Gracias por leer el artículo,¿cuántas estrellas me das?

4 Comentarios

  1. Eva 25 agosto, 2017
    • Tu Guía Laser 13 septiembre, 2017
  2. Evelyn Mansilla 20 abril, 2016
    • Tu Guía Laser 24 abril, 2016

Dejar un comentario