Soy Roger Leon, un amante de mi familia y del deporte que, por casualidad, se ha convertido en el enemigo del vello corporal ;)

Como muchos deportistas me había depilado las piernas y algunas veces el pecho en verano, pero realmente no era una costumbre mía.

Hasta que un día tuve la idea de, como regalo, reemplazar la vieja Epilady que mi mujer usaba desde casi 15 años, auto-infligiéndose regulares sesiones de tortura… y me puse a investigar.

Como cualquiera que se pone a buscar sobre depilación permanente en Internet me abrumó la cantidad de información disponible y sobre todo lo poco objetiva que resultaba. Puedes prácticamente leer todo y su contrario según los centros, los fabricantes o los centros de belleza que escriben.

Fue complicado pero llegué a acumular la información que me era necesaria sobre Depilacion laser, Alejandrita, Soprano, Lightsheer, Diodo, Rubi y otros IPL y me decidí por una depiladora IPL casera (la Philips Lumea Comfort).

En suma, y después de leer el modo de empleo de dicha máquina de manera concienzuda, tuve que realizar las primeras sesiones de depilación de mi mujer, quien se asustaba al principio por los flashes de la depiladora.

Todo eso me convirtió en el bicho raro de nuestro grupo de amigos y familiares: “Él que sabía de depilación laser”. Algo relativamente curioso pero como me preguntaban pues… iba contestando, mirando modelos para amigas de mi mujer, para mis hermanas… hasta para colegas del trabajo que querían regalar una fotodepiladora a su mujer :o

“Me piqué al juego, empecé a probar nuevas técnicas y depiladoras y me convertí en todo un “experto” :P”

La gente me pedía consejo quejándose de la falta de información, de que no se fiaban de la que encontraban y que al final no eran capaces de aclararse… Y me dieron la idea de este blog.

Tu Guía Laser quiere informar y aconsejarte para que tú elijas lo que mejor te conviene, no lo que el centro de belleza más cercano tiene que rentabilizar o el último tratamiento de moda. Quiero que seas capaz de hacerte tu propia opinión y que estés convencido/a de estar tomando la decisión correcta.

Así que si no encuentras la respuesta a tu pregunta en los artículos de este blog no dudes en preguntar, te contestaré lo mejor que pueda… y seguramente redactaré otro post para que tu experiencia se añada y comparta con el resto de los lectores.

Gracias por visitar este blog, buena lectura y ¡no te olvides de comentar el tratamiento que elegiste y como te ha ido!