¿Qué tipo de láser elegir en 2017?

Opinión de depiladoras láserElegir un tratamiento de depilación láser  adaptado a tus necesidades y medios no tendría que ser difícil. Pero la información disponible en la web es muy confusa y prácticamente siempre ofrecida por centros de bellezas u otros implicados en el negocio, así que prácticamente nunca es objetiva.

Forjar tu propia opinión resulta complicado, teniendo que realizar un verdadero trabajo, primero de búsqueda, y luego de análisis, para quitar lo que son consejos e información de lo que son simples argumentos de ventas en pro o en contra de tal o tal tratamiento… hasta ahora.

¡Me llamo Roger, sí, soy hombre, y me depilo! Practico piragüismo profesional desde hace ya 11 años. He sufrido esta falta de información en mis propias carnes y de allí nació Tuguialaser.com, compilando todo lo que necesitas saber, de la manera más objetiva posible, y en un único espacio.

Este artículo tiene como objetivo que entiendas claramente qué tipo de producto deberías comprar y por qué. Así que… ¡Manos a la obra!

¿Qué es la Depilación Láser?

Empezamos por lo básico: ¿Cómo funciona la depilación láser?

Se trata de aplicar un haz de luz a un grupo de folículos pilosos para quemarlos, o por lo menos adormecerlos, sin dañar los tejidos a su alrededores (fototermólisis selectiva). La luz es absorbida por el vello que la lleva a través de su melanina hasta su raíz y, subiendo su temperatura, lo destruye.

Este proceso sólo se puede realizar cuando el pelo es visible y no demasiado crecido (fase anagena), así que hay que realizar varias sesiones (usualmente de 6 a 11 sesiones según las zonas y tu tipo de pelo) para poder tratar a todos los pelos en sus respectivas fases de crecimiento.

El tipo de láser se caracteriza por tener una longitud de onda definida y estable, la cual define su color y la profundidad a la cual entrará en la piel. Según la profundidad alcanzada, la depilación láser llegará mejor a los pelos con raíz más profunda os o solamente los superficiales.

Por lo tanto en cuanto a máquinas de depilación láser, el color sí importa, ya que según el color, la energía de la luz se absorberá más o menos por la piel y por los pelos más o menos profundos.

fase anagena pelo

¿Qué tipos de láser existen?

1. El Láser Rubí

Es el abuelo de esta sección. Fue el primer modelo utilizado para la depilación láser, pero su longitud de ondas de 695nm no permite aplicarse a pelos con poco contraste sin quemar la piel. De ahí que sólo se solía utilizar con pieles claras y vellos oscuros.

Además no es muy eficiente y no puede llegar a los pelos más profundos así que pocos sitios lo siguen utilizando ya. NO lo recomiendo.

2. Láser Alejandrita

Visto el potencial del láser para la depilación, la investigación logró rápidamente mejorar la eficacia de los tratamiento y nació la depilación láser Alejandrita.

Esta siguiente generación de láseres, con una longitud de onda de 755nm (de color rojo), ya lleva años en activo y permite ampliar los tratamientos a las personas con el pelo más claro. Aunque sigue dañando las pieles oscuras, es mejor absorbido por la melanina del vello y se suele indicar para vellos oscuro y tipos de pieles medios (fototipos 2 o 3).

Un inconveniente importante es que es doloroso, sobre todo en pechos y otras zonas sensibles (ingles, pubis, etc.), llegando a insoportable. Por ese motivo suele utilizase con geles anestésicos, lo cual limita su uso a personas que no son alérgicas a este tipo de  productos. Por la misma razón es preferible acudir a centros médicos que ofrecen mayores garantías en casos de reacciones problemáticas. Esto hace el tratamiento mucho más caro.

El láser Alejandrita llega más profundo que el Rubí pero sigue dejando más vello fino y pelos residuales que los sistemas más avanzados.

En cambio, su cabezal ancho y los cortos pulsos de luz aplicados permiten tratar rápidamente superficies grandes.

3. Láser Diodo: Soprano XL/SHR y Lightsheer

Estos sí son los últimos tratamientos con láser disponibles y de los que obviamente más se habla actualmente en 2017. La depilación láser de diodo tiene una longitud de onda de 800-810nn (rojo oscuro), permite ir más profundo que sus predecesores, a la vez que se puede aplicar a pieles bronceadas y oscuras. Fototipos hasta de tipo 6 pueden tratarse, aunque siempre necesitarán más sesiones que para pieles más claras.

También son menos dolorosos y, además, con la depilación láser diodo el riesgo de quemadura se reduce a prácticamente cero, permitiendo no utilizar ningún analgésico. Igualmente pueden seguir siendo desagradables y, al ser menos potentes que los láseres anteriores, necesitarás más sesiones para lograr los resultados esperados.

Como acabo de decir, pueden utilizarse con todo tipo de pieles, incluso bronceadas y en verano, si sigues los tiempos sin exposición al sol requeridos antes (una semana) y después de las sesiones (48 horas). También funcionan con todo tipo de pelo, incluso los más claros, a excepción de las canas, que ningún láser puede tratar. Al ser menos absorbido por la melanina de la piel y como permite tratar a pelos de calibres más grueso, es particularmente indicado para el vello masculino.

El primero de esta generación fue el Láser Lightsheer. Utiliza pulsos cortos y su cabezal ancho le permite ser muy rápido.

Después llegó el Láser Soprano, que cambia el sistema de melanina y pulsos cortos por un aumento progresivo de la temperatura subdérmica. Para ponerlo sencillo, en vez de disparos a la potencia máxima y transmitiendo el calor por los pelos, la depilación láser Soprano aplica una luz que sube rápidamente de 0 al máximo. Calienta así zonas específicas de tu piel, destruyendo los folículos situados en esta zona y dejando una sensación de calentamiento más que de quemadura.

Se pasa como pinceladas, pasando 6 u 8 veces en la misma zona hasta lograr destruir el folículo piloso calentado. Es más lento pero a la vez más cómodo.

4. Nd Yag Láser

El Láser Nd-Yag es habitualmente utilizado para varices y arañas vasculares, ya que actúa sobre la hemoglobina y no sobre la melanina. Su longitud de onda es tan amplia que le permite llegar muy profundamente en la piel. De ahí que aunque el Nd Yag Láser no sea muy efectivo, a veces puede utilizarse para eliminar pelos muy duros o profundos e inalcanzables con otros tratamientos.

5. Luz Pulsada o Fotodepilación:

Por otro lado, y a veces se los confunde con la depilación láser, tenemos los tratamiento IPL (Intensed Pulsed Light). Tienen dos diferencias básicas con el láser: la luz tiene distintas longitudes de onda (de 590nm hasta los 1200nm), tiene un carácter policromático (de varios colores) y el haz de luz se mueve en todas las direcciones. Estas diferencias hacen que un mismo aparato pueda valer para tratar distintos tipos de vello, fotototipos de piel y profundidades de pelo.

Como su nombre indica, otra diferencia es que la luz se emite por pulsos, no como el flujo continuo de luz utilizado en la depilación láser. Pero ambas técnicas buscan destruir la raíz del pelo al aumentar la temperatura de folículo.

Al igual que los láseres más modernos como el Alejandrita, la fotodepilación es adecuada para todo tipo de pieles, incluso bronceadas, y todo tipo de vellos, aunque siempre es más eficiente con foto-tipos bajos.

tipos-depilacion-laser-guialaser

Alcance de los diferentes tipos de depilación láser y permanente

Requisitos importantes de un láser:

POTENCIA
Debe ser suficiente para destruir el folículo, y de este modo el pelo. En caso contrario solo lo adormecería y el resultado no sería permanente, al igual que con cuchillas o con cera.
SUPERFICIE DEL CABEZAL
Para ser eficaz debe tener al menos 1 cm2 para que la luz no se disperse y llegue con la potencia suficiente para destruir la raíz del pelo.
REFRIGERACIÓN
Cuanto más potentes y eficaces, más calor desprenden y más incomodidad pueden causar, así que es importante enfriar las zonas tratadas a la vez que destruimos el pelo.

¿Cuál es el más recomendable para mi? ¡La Pregunta del Millón!

Los lásers son más precisos, y si el centro sabe elegir el tipo de tratamiento adecuado para tu color de piel, vello y zona elegida, suele ser más eficaz. Pero pocos centros tienen todas las máquinas necesarias para adaptarse a cada cliente. Así que en regla general suele funcionar mejor para pieles claras, pelos oscuros, gruesos y profundos.

La fotodepilación IPL es un tratamiento más lento, menos preciso, puede necesitar más sesiones, pero tiene la ventaja de que a priori es más adaptable a más tipos de piel y vellos gracias a su longitud de onda variable.

En consecuencia, suele resultar más eficaz el tratamiento de Luz Pulsada en la mayoría de los casos, tanto para pelos finos o si el color de la piel y del pelo no son los ideales para la depilación láser (fototipos altos, pelos castaños o claros, etc.). Además logran disminuir el dolor a prácticamente nada y son más económicos.

En ambos casos se puede hablar de depilación permanente, nunca definitiva. Algunos pelos nuevos aparecerán con el tiempo, requiriendo sesiones de retoque posteriores, que serán más o menos lejanas, llegando a los 10 años, según tu sexo, tu tipo de pelo, tus hormonas, tu edad o según las zonas depiladas.

Por eso yo recomiendo comprarse una máquina de depilación, y no acudir constantemente a los centros, donde acabarás pagando mucho más dinero para que te traten con una máquina que probablemente no sea la mejor para ti.

¿Y las Depiladoras  Caseras?

Con la depilación de luz pulsa o fotodepilación aparecieron las primeras depiladoras caseras. Máquinas como las Philips Lumea o Silk'Glide 150.000, 300.000 etc. son menos potentes pero te permiten tener una depilación perfecta sin salir de tu casa, y por un presupuesto muy inferior al necesario para un tratamiento en un centro.

Obviamente no son tan potentes como las de los centros, pero los resultados son perfectos, aunque no permanentes.

Los resultados son rápidos y se notan en unos dos meses. Tendrás que primero pasar la máquina cada 15 días hasta conseguir el depilado que desees, y luego repetir el tratamiento una vez cada uno o dos meses según la fuerza de tu vello. Los pelos irán poniéndose más débiles e irán cayendo desde la primera sesión hasta llegar al resultado buscado. Hasta entonces, lo mejor es combinar el tratamiento con métodos clásicos como la crema depiladora o las cuchillas.

Recuerda que...
“Tienes que ser constante pero es una rutina rápida (entre 2 minutos para las axilas y 30 para depilación láser de piernas), limpia, y que, al contrario de la cera o las cuchillas, te permitirá lucir un depilado perfecto todo el año.”

La longitud de onda de entre los 530 y los 1100nm permite utilizar estas depiladoras con fototipos I hasta el IV, quedando excluidas las pieles más morenas de fototipo V y VI. Si eres pelirroja, rubia clara o si tienes muchas canas, es mejor que elijas otra técnica.

depilación con Philips Lumea

Las primera depiladoras láser domesticas eran aparatosas, necesitaban utilizarse con un gel conductor y gafas de protecciones, pero ahora nada de esto es necesario. Son sencillas de manejar, pequeñas, y permiten una depilación rápida desde tu casa cuando tú quieras, sin tener que pedir hora en un centro.

Este tipo de tratamiento es prácticamente indoloro, sólo sentirás un ligero calentamiento o pinchazo pero muy por debajo de lo que podrías sentir con las máquinas profesionales.

Para depilarte, es mejor primero rotular la zona con un lápiz blanco (tipo de ojos) a fin de controlar donde ya has pasado la máquina y no dejarte zonas sin tratar. Los últimos modelos incluyen un disparo automático al deslizar la máquina y que te permite pasarlas por las zonas más extendidas más rápidamente.

Otro pequeño inconveniente es que las lámparas tienen que enfriarse después de muchos disparos, de modo que tendrás que esperar un poco de vez en cuando si quieres depilar varias zonas seguidas.

Las fotodepiladoras personales son seguras, todas tienen un sistema de detección del tipo de piel para regular la potencia en función de tu fototipo.

¿Qué máquina elegir?

Dependerá del uso que le quieras dar y por eso en Tuguialaser.com, con el paso del tiempo, he tenido la oportunidad de probar una gran cantidad de depiladoras, y he recibido MILES de comentarios de lector@s que han comprado otras máquinas. Algunas son más precisas y pueden utilizarse en la cara (menos las cejas), otras te permiten cubrir más superficie en menos tiempo y algunas incluso permiten realizar tratamientos de foto-rejuvenecimiento o contra el acné.

Existen dos tipos de depiladoras IPL: con bombillas desechables o con bombillas fijas. Son iguales de eficaces pero algunos fabricantes prefieren ofrecer bombillas más resistentes que no se puedan sustituir una vez gastadas.

Un cartucho de recambio cuesta unos 20 euros para 1.500 disparos, y los fabricantes calculan unos 500 disparos para un tratamiento de cuerpo completo. En cambio, maquinas como las de Philips Lumea o Silk'n Glide llegan a los 100.000 o 150.000 disparos con una sola bombilla fija (varía según la intensidad elegida de los disparos). Esto es un punto muy positivo. Pese a que estas 2 marcas son máquinas recientes, los propios fabricantes aseguran que sirven para 5-7 años de tratamiento antes de comprarte una nueva depiladora (200 usos de cuerpo completo).

A continuación te voy a mostrar el Top 3 de depiladoras en 2017. Puedes verlo aquí:

Al cuál deberíamos añadir la nueva Braun Silk Expert BD 5009, también muy recomendable y de la cuál he hecho un completo review aquí.

Vayamos al grano. Solo nos queda elegir entre IPL y láser casero. Sin duda la opción es IPL, pero déjame explicarte por qué. La depilación láser casera permite resultados permanentes, pero al no tener la potencia de las profesionales te obligan a hacer más sesiones para conseguir un resultado óptimo. Eso es algo con lo que podrías lidiar, ya que al final con las depiladoras IPL repites el tratamiento cada uno o dos meses, pero a este inconveniente se añade otro más molesto: tienen unos cabezales muy pequeños.

La depilación láser casera se aplica solo con pelos de aprox. 1 cm2 y las sesiones de zonas superiores a las de un bigote se hacen interminables e imprecisas. Sobre el papel pueden parecer interesantes pero las depiladoras láseres caseras son realmente demasiado laboriosas en su uso como para lograr llegar a un resultado cualquiera. ¿Mi consejo? Hasta que mejoren… olvídalas.

depilacion con Silk'n Glide

¿Cuánto cuesta y cuánto me voy a gastar?

Un factor sin duda básico en nuestra decisión: los precios de la depilación láser. Primero hablemos de los costos de depilarse en un centro profesional.

Con la depilación láser profesional, un tratamiento de piernas suele costar unos 1.500€ y tardar entre 18 y 24 meses. Es un precio elevado pero suelen dejarte pagar a plazos y después de eso lo normal es olvidarse de ello durante unos 10 años, o más. Luego sólo tendrás que realizar algunas sesiones de mantenimiento. Es mucho dinero y es mucho tiempo, lo sé.

La fotodepilación profesional es algo más barata pero, al necesitar más sesiones, el precio tampoco bajará mucho.

Obviamente lo mejor es aprovecharse de los bonos y promociones que suelen sacar los institutos y centros en temporadas bajas. No suelen ser suficiente para, por ejemplo, tratar tus axilas definitivamente, pero si quieres extender el tratamiento a otras partes del cuerpo pues… algo es algo ;)

¡Qué no te engañen!
No hace falta que te diga que desconfíes de las gangas imposibles y de los descuentos exagerados que probablemente esconden trucos. En las miles de opiniones que he recibido en este blog sobre depilación láser he llegado a la conclusión de que nadie “da duros a pesetas”. No pares de preguntar e informarte en Internet sobre el centro donde quieres tratarte.
Ahora hablemos de los costes de depilarte tú mism@. En comparación, las depiladoras personales son una solución con un resultado perfecto (aunque no permanente), rápido y desde la comodidad de tu casa… y se encuentran desde menos de 200€. Tendrás que adoptar una cierta rutina cada 4 o 6 semanas, pero incluso sin compartir tu máquina el precio se reduce a uno mínimos al año con los cuales ni siquiera la cera o la crema pueden competir a largo plazo. Sí, he echado cuentas y comprarte una depiladora personal es más barato que usar cera y/o cremas. ¡Increíble!

Conclusiones finales

Después de este aluvión de información ya deberías tenerlo claro… ¿O no? Quizás no tuviste el tiempo de leerlo todo. Te hago un resumen y repito la pregunta: ¿Qué depilación láser debes elegir?

Si no lo tienes claro aún, lo repito, ya que esta idea es fundamental: No hay un mejor láser sino un mejor tratamiento de tu caso en particular. Y eso incluye una evaluación de tus objetivos, de tu piel, de tu pelo, de la zona por tratar y de tu presupuesto.

Primero tenemos que definir si queremos una depilación “permanente” o no. Algunas personas no buscan resultados a largo plazo y prefieren tener algunas zonas depiladas  únicamente durante el verano o una temporada de competición deportiva, por dar algunos ejemplos. En este caso la solución ideal sería claramente la una depiladora IPL personal. Más arriba te he dejado las 3 mejores.

Después entra en juego tu tipo de piel y de pelo. Pieles de fototipo muy altos (personas de raza negra) y pelos muy claros o pelirrojos tendrán un tratamiento más eficiente gracias al láser diodo. También la longitud de onda más larga de la depilación láser diodo permite ir más profundo que sus predecesores y se recomienda en la depilación masculina.

En cualquier caso de pelo o piel, si buscas algo más cómodo, que no duela tanto, incluso quizás algo más barato, la fotodepilación profesional es una solución ideal. Pero suele ser menos efectiva ya que es menos precisa en los casos más complicados, como en el caso de pelos muy resistentes o muy profundos.

En caso de tener un pelo oscuro (negro, marrón) y una piel más o menos clara, cualquier solución es buena ya que todos estos tipos de tratamientos tienen al final prácticamente el mismo resultado. Te diría en este caso de mirar el centro que más confianza te da, y con las mejores condiciones económicas. Lo cual nos lleva al siguiente punto: el precio.

En estos tiempos el precio es sin lugar a dudas un factor a tener en cuenta incluso tanto como tu tipo de piel o de pelo. Tienes que decidir si estás dispuesto/a a gastarte entre 1.500 y 2.000 euros en una depilación láser permanente profesional. Muchas veces los centros te permiten pagar estos tratamiento a plazos pero, obviamente, pagarlo a toca teja de un modo o de otro siempre resulta más barato. Y es mucho dinero para el hecho de tener menos pelo en el cuerpo.

Estos tratamientos también son muy largos, las sesiones muy espaciadas y es allí que las depiladoras IPL caseras ganan sus puntos. Cuestan relativamente muy poco, algunas son muy buenas y valen menos de 200€, y hasta pueden llegar a compartirse si sois varios en casa los que la usáis. Los resultados son rápidos y muchos/as ni siquiera piensan en otra opción que no sea esta, ya que al final pagas un 10%-20% de lo que le pagarás a un centro.

Ahora eliges tú… Coméntame cuál es el tratamiento que te ha convencido, o las dudas que sigues teniendo. Y para los que se han lanzado siempre me podéis dejar vuestras experiencias de “antes y después” en los comentarios.

Si te ha interesado este laaaaaaaaargo artículo, compártelo en tus redes sociales y me ayudarás a llegar a más gente. ¡Gracias!